TEGUCIGALPA, HONDURAS.-De un bus rapidito habrían lanzado los cadáveres de cuatro jóvenes que fueron hallados sin vida este domingo bajo el puente a desnivel que hace retorno de la salida al norte de la capital hacia la colonia El Carrizal, según han informado las autoridades hondureñas.

La unidad de transporte con placas PDZ 1118 fue localizada en la colonia 14 de Marzo y una persona fue detenida para someterla a investigación. Posteriormente fue llevado hacia las instalaciones de la Dirección Policial de Investigación (DPI), en la colonia Kennedy, para realizar las pruebas de luminol.

Las víctimas que mostraban señas de tortura no han sido identificadas y aún permanecen en los cuartos fríos de la morgue.

Se presume que sus edades rondan entre los 16 y 20 años. Los miembros de Medicina Forense brindaron datos sobre «marcas» que los occisos llevan en su cuerpo para una rápida identificación.

Entre los fallecidos se encontraba una mujer con el cabello color rojo y un tatuaje en la espalda que decía: «Todos necesitamos amor». (El texto estaba escrito en inglés)

Uno de los jóvenes tiene un tatuaje de telaraña en su brazo izquierdo, mientras que otro tenía uno que decía: «Lo que haces en la vida, eso recibes».

Esta masacre es la quinta de los primero 13 días del 2019 y la segunda en la capital hondureña.

Facebook Comments