Reformas electorales serán discutidas la próxima semana, diputados liberales expulsados podrían darse color

0
238

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, definió enero como “el mes clave” para que ese poder del Estados realice las reformas electorales que garanticen que las próximas elecciones sean las más transparentes y justas de la historia”.

Pero para ello –advirtió Oliva- todos debemos sacrificarnos en alguna medida y anteponer intereses personales o de partido para que podamos crear, reformar o derogar las leyes electorales que el pueblo demanda.

Para Oliva, sólo de esa forma se podrá evitar que haya una crisis política después de cada elección.

“Por eso hago un llamado a todas las bancadas para que antepongan cualquier interés mezquino y se legisle pensando en el interés del pueblo hondureño. El país no puede seguir en crisis políticas, porque eso no deja nada bueno”, señaló.
“Ya tenemos el documento que preparó la Organización de Estados Americanos (OEA), a solicitud nuestra, con insumos aportados por todos los sectores políticos del país, así como representantes de la sociedad civil”, recordó Oliva.

Ese documento será discutido la próxima semana en el hemiciclo; Oliva no descartó que se toquen temas como la consulta popular, la segunda vuelta, la elección de diputados por distritos y la reglamentación de la reelección.

“Lo importante es que hay suficientes insumos para sentarnos a tomar decisiones en el corto plazo, porque hay temas que deben estar listos antes del 27 de enero, porque si no son aprobadas en esta legislatura se quedan fuera de las siguientes elecciones”, indicó.

Oliva, además, reiteró que “Soy proconsulta” y que “En el Congreso Nacional tenemos la mentalidad abierta de tratar cualquier tema, por delicado que este sea”.

Aunque hay muchos temas difíciles –señal-, estoy seguro que nos pondremos de acuerdo. Debatir es parte de la democracia y a nadie debe asustar que se den durante la discusión de ciertos temas.

“Pero para eso hay que sentarnos alrededor de la mesa de manera formal en estos primeros días de enero y llegar a conclusiones en el cortísimo plazo”, urgió el titular del Legislativo.

Además del documento entregado por la OEA, Oliva recordó que también están las aportaciones realizadas por los partidos políticos (con excepción de Libertad y Refundación, Libre), en la mesa del gran diálogo convocado por las Naciones Unidas.

El trabajo de la junta interventora del Registro Nacional de las Personas nombrada por el Poder Legislativo va por buen camino, así que tenemos un panorama esperanzador –expresó Oliva a pesar de que fue impuesta por fuerzas en Honduras como Carlos Flores Facusse, Manuel Zelaya y Juan Orlando Hernández

Todo esto genera un clima de confianza que nos permitirá sentarnos a construir cosas puntuales de la Ley Electoral en un clima de respeto y tranquilidad –expresó Oliva, quien recordó que “No necesitan mayoría calificada, no necesitan reforma constitucional”.

Y agregó: “Lo importante es que nos sentemos a dialogar sin prejuicios y sin mezquindades”.

Honduras urge de un proceso de reconciliación para construir procesos electorales incluyentes y transparentes que permitan que lo que salga de ese diálogo le garantice al pueblo que el resultado en las urnas es el reflejo de la voluntad popular, esto traerá un ambiente de paz y tranquilidad en el pueblo hondureño –concluyó diciendo el presidente del Congreso Nacional.

LA SEGUNDA VUELTA ES UN TEMOR PARA EL PARTIDO DE GOBIERNO

En las pasadas elecciones el Partido Nacional huyeron de este tema, dado que es una posible manera de vencer la débil estrategia de fraude que fue comprobada por la OEA

La diputada del Partido Innovación Nacional y Unidad Social Demócrata (Pinu-SD), Doris Gutiérrez, manifestó que las reformas electorales como la segunda vuelta presidencial, la representación de otros partidos políticos en la dirección del Registro Nacional de la Personas (RNP) y del Tribunal Supremo Electoral (TSE), son innegociables.
Advirtió que el período clave es desde ahora hasta el  20 de enero que es cuando se cierra la presente legislatura, para poder aprobar las reformas constitucionales, las que deberán ser ratificadas en la siguiente legislatura que inicia el 25 de enero próximo.
Añadió que se está a contratiempo pues solamente se tienen 20 días para lograr un acuerdo, pero las reformas electorales pueden esperar, pero las reformas constitucionales no, porque son clave para el próximo proceso electoral.
Reiteró que reformas como la segunda vuelta electoral, la representación de otros partidos en el RNP y en el TSE, sin fundamentales e incluyen reformas a la Constitución de la República y son temas innegociables; sin embargo, como Pinu-SD no han sido invitados a reuniones para iniciar negociaciones.
Señaló que los tres partidos más fuertes, el Partido Nacional, Partido Liberal y Libertad y Refundación (Libre), ya han tenido acercamientos, según manifestó el presidente del Congreso Nacional Mauricio Oliva, pero no se ha notificado a los partidos pequeños ni se les ha oficializado si hay algún acuerdo respecto al tema.

 

Facebook Comments