Un migrante hondureño de los miles que han salido de su país desde el pasado 13 de octubre con el objetivo de llegar a Estados Unidos, se ahorcó en un albergue en México, informó hoy una fuente oficial.

Agregó que el pasado sábado fue notificado del incidente «de parte de la estación migratoria Siglo XXI», que al parecer se localiza en Tapachula, uno de los puntos de paso de los migrantes por el territorio mexicano después de cruzar Guatemala.

El diplomático señaló que la Cancillería hondureña se ha contactado con los familiares de Castro para la repatriación de sus restos antes del fin de semana.
Castro era oriundo de la comunidad de Tapatoca, departamento de Choluteca, en el sur de Honduras.

Los miles de hondureños que han salido desde el pasado 13 de octubre se han dispersado en México, aunque muchos de ellos han podido llegar hasta Tijuana, en la frontera con Estados Unidos, donde se les ha reiterado que no se les permitirá pasar.

La crisis humanitaria de los migrantes adquiere proporciones desconocidas [+FOTOS]
Los éxodos de personas en el siglo XXI son una realidad, y las imágenes de familias dejando todo en sus lugares de origen por buscar un futuro incierto son desgarradoras.

La caravana migrante que se instaló desde hace 10 días en la ciudad de Tijuana pasó de contar con opciones limitadas a explorar la posibilidad para reiniciar su vida en México, Estados Unidos o Canadá.

A la caravana de hondureños se han sumado migrantes de otros países centroamericanos como El Salvador y Guatemala, principalmente.

Los migrantes se siguen reagrupando en Tijuana para formar nuevamente el contingente de 5.000 personas que entró a México el 19 de octubre.

Entre los migrantes figuran muchas mujeres y niños, y en menor número adultos mayores.
Los migrantes hondureños aducen que han salido de su país por la falta de trabajo y la inseguridad.

Facebook Comments