El hondureño Allan Nahaman, quien se encuentra en el Instituto Nacional de Innovación Agrícola (INIA) en Cuzco, Perú, ha desarrollado un mejoramiento genético natural para papas nativas de ese país.

El joven cursa el cuarto año de Ingeniería Agronómica en la Universidad Nacional de Agricultura de Honduras (UNAG), y desarrolla su práctica profesional supervisada en el extranjero como requisito previo a graduarse de ingeniero.

“Mi ciudad natal, La Esperanza, en el departamento de Intibucá es el mayor productor de papa en Honduras y me interesaba aprender a producir semilla de papa sana, es decir, que esté libre de toda enfermedad y que sea sustentable para mi gente en Intibucá” expresó el joven como la razón por la cual escogió la INIA.

El estudiante también dijo estar interesado en traer papas pigmentadas para poder producirlas en Honduras, para que los hondureños tengan alimento nutritivo y orgánico.

Para poder realizar su práctica en INIA, el joven tuvo que cumplir ciertos requisitos en la UNAG, como tener buen rendimiento académico, buena conducta, carecer de deméritos acumulados e investigar que centros de estudios se dedican a la mejora natural de la papa y enviar una solicitud de aceptación.

Su práctica comenzó en septiembre del presente año y termina en enero de 2019, ha tenido la oportunidad de visitar comunidades que se dedican a la producción de papa en invernaderos, además evalúa la producción de tubérculos de nuevos cruces que son resistentes a heladas y sequías.

Facebook Comments